SILUROS Y LUCIOPERCAS A LANCE, SI QUIERES RESERVAR TU JORNADA DE PESCA LLAMA E INFÓRMATE EN EL 605521371 o en albertomillan@silurosallanzado.com

18 jul. 2011

PESCA & TRUCHAS


De nuevo quise acercarme a "mi rincón" de pesca, truchas y relax y de nuevo no defraudó a las expectativas creadas. Eran poco más de las 7 de la mañana cuando caña en mano con la ilusión de un "quinceañero" que ha conocido a su primera novia me adentraba en el río, el sonido del discurrir del agua, junto con el de la multitud de mirlos, pajarillos y demás fauna hacen que por momentos parece que estés en otra época y te des cuenta de lo simples e insignificantes que somos.











Aunque a primera hora fueron bastantes las subidas a la mosca, por la razón que fuese fallaban o no las clavaba o no la tomaban con decisión, el caso es que después de dos horas de pesca tan sólo había podido clavar tres pequeñas truchas por lo que decidí cambiar de zona, algunos kilómetros aguas arriba, sabia decisión!!!






Nada más adentrarme de nuevo en el río y en la primera poza que ofrecía garantías una trucha se retorcía intentando desprenderse del anzuelo, preludio de lo que pasaría en las siguientes horas, una tras otra las capturas se sucedían, truchas de distintas libreas, tonalidades y colores, pero todas a cual más bella iban pasando por mis manos posando para una "autofoto" antes de volver a su medio.











Conocí algunas pozas que sin duda visitaré más adelante, en una de ellas tiene su mansión una trucha de tal vez más de dos kg que tuve clavada durante un par de minutos y que a punto estuvo de pasar brevemente por mis manos, pero ésta vez ganó ella, una poza que contaría con más de dos metros de profundidad y que para poder pescarla hay que hacer auténticos malabarismos, pasando a gatas por un árbol caído que cruza el río de lado a lado.









Al final de la jornada a eso de las tres de la tarde 23 truchas habían pasado por mis manos, agotado pero exultante como si fuese la primera vez que hubiese ido de pesca emprendí de nuevo rumbo a casa, sin duda alguna volveré a este mágico lugar, ya cuento en el calendario los días que quedan para volver a visitarlo de nuevo ...