PESCA DE SILUROS A PELLETS, SI QUIERES RESERVAR TU JORNADA DE PESCA LLAMA E INFÓRMATE EN EL 605521371 o en albertomillan@silurosallanzado.com

20 mar. 2016

SILUROS & LUCIOPERCAS & RELAX LURES

Fue en la primavera del 2011 cuando me invitaron a probar los señuelos de RELAX LURES, aunque algunos de ellos ya había tenido la oportunidad de probarlos por mi cuenta antes de que su distribución llegara a España, causándome una buenísima impresión, pero hasta esas fechas no les dediqué el tiempo que les dedico ahora.
Desde entonces han pasado 5 años y solo puedo dar las gracias esta gran marca por ofrecerme la posibilidad de ser uno de los “miembros” del equipo en España, no sabría decir el número de grandes peces que estos señuelos me han dado y lo mejor aún, los que todavía les quedan por darme.

Es cierto que casi siempre el señuelo que más pesca es el que más tiempo pasa en el agua, pero para que esto ocurra se ha de dar una condición que es fundamental en la pesca, la confianza, ¿verdad que ninguno de nosotros pescaríamos con un señuelo que no nos da peces o con el que no pescamos a gusto? Cuando un señuelo se le da más confianza que a otros es porque se la ha ganado a través de los resultados en el agua que al fin y al cabo es lo que cuenta y de lo que se trata y esto es porque sabes que llegado el momento no van a defraudar y van a marcar la diferencia para ese pez receloso desencadene su ataque o por el contrario se lo piense dos veces antes de atacar.
En el caso de por ejemplo el siluro, soy de los que piensan que no es el señuelo en sí el factor más importante y que en un momento dado si das con ese siluro en aptitud de caza va a “zamparselo” aunque le caiga una “cáscara de plátano”, pienso que en la pesca a spinning de este gigante son mucho más importantes, los conceptos que se tienen de su pesca que los señuelos en sí.

Pero en el caso de las fluvis y luciopercas, aunque está claro que los conceptos son siempre fundamentales en cualquier tipo de pesca, entran muchos otros factores, ahí es donde entran en acción y marcan diferencias, el señuelo, su velocidad, su manejo, su color, su tamaño, su movimiento, todos estos parámetros cuentan mucho más de lo que la gente que pueda pensar.
Aunque he tenido la oportunidad de testear prácticamente todos los modelos de esta marca, como pescador por supuesto que tengo mis debilidades y mis predilecciones.
Si me dieran a elegir entre 5 de ellos, estos modelos serían mis seleccionados:

RIPER KOPYTO BLS  2,5” 3” y 4” y KOPYTO de 5” y 6”

Para mi a día de hoy sigue  siendo el nº 1 entre los shads de vinilo, es uno de los que ya conocía antes de que se comercializara en España, un día navegando por Internet captaron mi atención estos shads de vinilo que supongo por su anatomía y esas hendiduras cercanas a la cola me hacían presagiar que se moverían bien y como ya sabemos cuando un señuelo te entra por los ojos hay que tenerlo sí o sí, encima al tratarse de vinilos, son económicos por lo que me hice con unos cuantos para probarlos, primero con los siluros en tallas de 6” y más tarde cuando pude comprobar sus buenos resultados y como se comportaban en el agua en tallas más pequeñas para las sandras.

Como todos los vinilos, las posibilidades que nos ofrece son infinitas ya que podemos montarlos en el jig con el gramaje más acorde a cada escenario, pudiendo pescar en cualquier capa de agua, son señuelos económicos que aunque te dejes alguno, nos “duele” menos al bolsillo y tienen una carta de colores extensísima, desde colores muy realistas a otros mucho más llamativos para aguas más profundas o tomadas.
Gracias a estos señuelos he podido clavar hasta la fecha de hoy mis mayores luciopercas, a veces buscándolas y en alguna ocasión incluso buscando siluros, estas grandes luciopercas no dudan en atacar un kopyto de 15cm que se le ponga a tiro.

KING SHAD 3” 4” Y 5”

Si el kopyto es ya todo unos clásico, el king shad “a día de hoy” en España es bastante más desconocido ya que hace menos tiempo que se comercializa, aunque estoy seguro que en no mucho tiempo dará mucho que hablar.

Reconozco que me entró por la vista, su forma y después su tacto cuando pude tenerlo en la mano me decían que debería que moverse bien, aunque reconozco que ese día primer día de pruebas a primera hora “las sandras” estaban muy activas me costó exactamente dos lances salir de dudas, en el segundo lance ya había clavado una.

Como casi todos los modelos de la marca Relax, la talla de colores es muy extensa cubriendo todas las necesidades del pescador.
Gracias a la parte de su cola muy fina en su terminación y la parte final un poco “echada” hacia atrás tiene un movimiento en el agua de lo más seductor y como todos shads de vinilo nos permite plomearlo a nuestro antojo según a la profundidad que queramos pescar.

JANKEES de 3” 4” y 6”

Así como otros shads nada más verlos te entran por la vista no es el caso de este, que estéticamente no dice nada, aunque en la mano comprobando
su blanda textura y sobre todo luego viéndolo en acción en el agua cambias de opinión radicalmente.

Aunque cuenta con una buena gama de colores el secreto de su eficacia es el comportamiento y movilidad en el agua debido a la textura con la que está echa este vinilo que unida a su forma con un cuerpo con muy poco grosor hacen de el que su movimiento en el agua sea letal para los depredadores.

No sabría decir cual me gusta más, si el de 3” y 4” para la pesca de la lucioperca y fluvi o el de 6” para pescar el siluro, lo mismo que ocurre con el kopyto una gran lucioperca no dudará en atacar uno de estos señuelos aunque sea de 6”.

Si se le puede poner un pero, es que al ser su textura es bastante blanda con las “sandras” aguanta bien los ataques, pero con los siluros sale bastante malparado, aunque creo que un señuelo económico como este, bien vale un
pez de 2M.

DIAMOND SHAD 3"

Muy curioso este shad, que en poco o nada se parece al resto de shads, podría dividirse en tres partes, una base del cuerpo rechoncho y redondeado una segunda mitad que es lo que la marca la diferencia con el resto sumamente ancha si lo miramos lateralmente, pero sumamente delgada mirándola desde arriba y una cola ligeramente echada hacia atrás y no de gran tamaño, es uno de los señuelos que no pueden faltar con fluvis y luciopercas y que han sido culpables de muchas capturas.

BASS de 2,5” y 3”


Es el nuevo logro de la marca RELAX y todo un desconocido aún, he sido uno de los privilegiados que ha tenido la oportunidad de probar algunos de estos modelos y solo se me ocurre decir que estoy 100% seguro que van a dar muchísimo que hablar, no se si “enamora” más cuando lo tienes en la mano, lo tocas y lo ves o cuando ves su comportamiento en el agua.


Es una obra de “ingeniería” que lo tiene todo, se ve nada más verlo que está todo muy estudiado, una mezcla entre su suavidad, textura y tacto y a la vez resistencia , una terminación hacia su cola disminuyendo gradualmente su grosor hasta la mínima expresión y una cola ancha y redondeada fruto de un trabajo muy logrado, como colofón final tanto bajo su cuerpo como por encima de el, una hendidura te dice exactamente “la línea” por donde debe entrar o salir el anzuelo, admitiendo así una gran variedad de montajes y no solo limitándose al típico jig o cabeza plomada, si a todo eso le unimos una variada gama de colores desde el más realista al más “fantasía” no cabe más que decir que con el tiempo casi estoy seguro que se convertirá en todo “un clásico”.
Esperando que sea de vuestro agrado, si este post sirve para que os despeje dudas, ya habrá merecido la pena, muchas veces vale más apostar sobre seguro que dar “palos de ciego”, partiendo de la base de que no hay señuelo que haga milagros, lo cierto es que si se controlan muchas variantes que puede haber en la pesca, hay algunos señuelos que ayudan más que otros...