PESCA DE SILUROS A PELLETS, SI QUIERES RESERVAR TU JORNADA DE PESCA LLAMA E INFÓRMATE EN EL 605521371 o en albertomillan@silurosallanzado.com

9 feb. 2016

SILUROS, PRIMER 2M DEL 2016

A la primera oportunidad que hubo para intentar la captura a spinning de algún siluro ahí estábamos, aún fuera de fechas y sabiendo que era el jugársela a todo o nada, pero un pequeño aumento de caudal del río Ebro y sobre todo unas aguas achocolatadas no hacían tener alguna esperanza de verle la cara a alguno de estos colosos del Ebro.

Mucho frío por la mañana, -2ºC aunque después dentro de lo que cabe el día fue bastante agradable, por lo menos no apareció el molesto viento y eso nos hacía concebir alguna esperanza.

Después de navegar durante varios minutos llegamos al primer punto que teníamos en mente, en este primer sitio que tocamos una picada clara pero fallida por parte de mi compañero, la mañana pasaba y no lográbamos encontrar "la aguja en el pajar" en ninguno de los puntos que queríamos pescar hasta que cerca del medio día en una zona que conocemos y que ahora era una plataforma cubierta apenas un par de metros por el agua mi compi César grita llevoooo, enseguida se ve el remolino en superficie y se ve que no es grande, poco después posa para las fotos de rigor y vuelve al agua por donde vino.

Pasaban las horas y punto tras punto tocamos con nuestro señuelos cualquier rincón donde podía aguardarnos una sorpresa, nada de actividad, no saltaba ni una triste carpa, la verdad es que a eso de las 16:00h ya casi dábamos el día por bueno, habíamos logrado tener dos picadas y verle la cara a uno, que para tratarse del mes de Enero, es para sentirse contento.

Estábamos cerca de un lugar que sobre todo en estos meses fríos me ha dado más de una sorpresa y nos dirigimos hacia allí, tras unas cuantas decenas de lances, en uno más de los muchos que pegas al cabo del día, el señuelo toca el agua, seguido de un golpe seco y una retención, llevoooo, en un principio parecía pequeño, mucho "cabezazo" en los que el pez no sabe ni lo que le pasa, pero conforme pasaba el tiempo parecía cada vez menos pequeño, 5 minutos, 10 y cada vez veo más claro que puede tratarse de un 2M,  al cabo de 15 minutos el pez comienza a dar los primeros síntomas de debilidad, enormes burbujas empiezan a emerger a la superficie, ya lo tenemos ahí mismo justo debajo de la barca, deja ver parte de su cola, César y yo nos miramos, síiiiiii puede ser un 2M, ya lo vemos entero en superficie y se ve claramente que los supera con creces, accedemos a una orilla cercana a medirlo y la cinta métrica se va hasta los 2,19m.

Un pez así bien merece una jornada de pesca, la verdad es que independientemente del éxito o fracaso fue vital conocer antes de meterse al agua cuales eran los puntos que ibamos a pescar y tener confianza en lo que estábamos haciendo, la pesca pocas veces es fácil y menos aún en condiciones adversas, uno de esos días que te vas muy contento a casa.

El señuelo empleado para la captura de este siluro fue un Kopyto de 6" de RELAX LURES, mientras que el anterior se "merendó" un Ohio de 5" también de RELAX, espero que este pequeño relato sea de vuestro interés, hasta el próximo post, BUENA BABA!!!

PESCA DE SILUROS A SPINNING